10 consejos de primeros auxilios que deberías saber

10 consejos de primeros auxilios que deberías saber

En las actividades de los perros de rescate siempre estamos expuestos a los accidentes y lesiones, aquí te damos 10 consejos para estar preparado ante una situación de emergencia.

¿Estás preparado para cuidar a tu perro en una situación de emergencia?, te ofrecemos 10 consejos de primeros auxilios que deberías saber, para asegurar una mínima atención a tu perro.

1.- Un botiquín de primeros siempre a mano

Siempre que estemos entrenando o en un dispositivo, es imprescindible tener disponible su botiquín de primeros auxilios con los elementos necesarios bien ordenados. Os proponemos algunos de los elementos que no pueden faltar en tu botiquín.

• Libro de primeros auxilios.

• El número de teléfono de nuestro veterinarios de referencia, en caso de encontrarnos fuera de nuestro domicilio habitual tendríamos que tener previsto el veterinario de emergencia más cercano a nuestra zona de actuación y la ruta para llegar hasta el centro de atención. También es importante llevar siempre encima el número el número de teléfono del Centro de Control de Envenenamiento de Animales ASPCA—(888) 426-4435.

• Llevar cartilla de tu perro con la información actualizada de su vacunación, médica y de microchips.

• Una correa regular, no retractil.

• Un recipiente que contenga:

  • Almohadillas de gasa absorbentes.
  • Cinta adhesiva, esparadrapo.
  • Bolas de algodón.
  • Rollos de gasa.
  • Almohadillas de gasa estériles y antiadherentes.
  • Férulas.
  • Depresores de lengua.
  • Guantes desechables.
  • Paquete de hielo.
  • Pinzas.
  • Manta de seguridad.
  • Termómetro rectal, la temperatura del perro no debe aumentar a más de 39,0 ºC ni caer por debajo de 37,5 ºC.
  • Tijeras con extremos romos.
  • «Tarjeta de crédito» para eliminar los aguijones de los insectos.
  • Cuentagotas o jeringa.
  • Toallas.
  • Pinzas de punta de aguja.
  • Toallitas antisépticas o spray.
  • Peróxido de hidrógeno utilizado para inducir el vómito SÓLO CUANDO LO PRESCRIBE EL VETERINARIO.
  • Vaselina, para lubricar el termómetro.
  • Solución salina estéril.
  • Limpiador de oídos.
  • Pomada antibiotica.
  • Polvo astringente para detener el sangrado.
  • Difenhidramina, SÓLO CUANDO LO PRESCRIBE EL VETERINARIO para reacciones alérgicas. El veterinario debe decirle la dosis correcta a administrar a su mascota dependiendo de su peso y tamaño.
  • Tiras de tela para atar la boca de tu perro. Nuestros perros ante la presencia de dolor a menudo reaccionan mordiendo todo lo que se les acerca. De acuerdo con los hospitales VCA

«El estrés de una emergencia que involucra a una mascota o un dueño puede hacer que un animal amigable actúe agresivamente. Aunque la mayoría de los perros con pánico responderán a una voz calmada y suave y acariciar suavemente la cabeza y los hombros, tenga cuidado al acercarse o tocar a cualquier animal herido. Es importante garantizar la seguridad de todo el personal de rescate que esté intentando ayudar con un animal lesionado.»

NO BOZAL, a un perro que se atraganta, vomita, tose o tiene problemas para respirar.

• También sería recomendable contar con algún elemento que nos ayude a transportar a nuestra mascota en caso de ser necesario.

10 consejos de primeros auxilios que deberías saber

Que podemos hacer si…

2.- …tu perro se está ahogando

En caso de que tu perro tenga problemas para respirar, se toque la boca, tenga tos o se atraganta y si tiene la lengua o las encías teñidas de azul, tu perro se está ahogando y necesita nuestra ayuda inmediata. Lo primero es mantener siempre la calma, fíjate si aún respira y si es así date prisa en trasladarlo a un veterinario.

Si compruebas que hay algún objeto obstruyendo las vías respiratorias, SÓLO intenta quitarlo si estas convencido de poderlo retirar con seguridad y no empeorarás la situación empujándolo más hacia el interior de la garganta. Según la Asociación Americana de Medicina Veterinaria (AVMA)…

«Si no puede quitar el objeto o su mascota se derrumba, coloque ambas manos en el costado de la caja torácica de su mascota y aplique una presión firme y rápida, o acueste a su mascota de costado y golpee firmemente la caja torácica con la palma de su mano 3-4 veces. La idea detrás de esto es sacar bruscamente el aire de sus pulmones y empujar el objeto desde atrás. Sigue repitiendo esto hasta que el objeto se desaloje o hasta que llegues a la consulta del veterinario.»

Recuerda siempre preservar tu seguridad para no ser mordido en este momento de estrés para el animal.

3.- …tu perro no respira

Mantén la calma no podremos ayudar a nuestro perro si entramos en pánico, la AVMA, American Veterinary Medical Association, nos recomienda…

«Abra las vías respiratorias de su mascota agarrándola suavemente de la lengua y tirando de ella hacia adelante (fuera de la boca) hasta que quede plana. Verifique la garganta del animal para ver si hay algún objeto extraño bloqueando la vía aérea. Realice la respiración de rescate cerrando la boca de su mascota (manténgala cerrada con la mano) y respire con la boca directamente en la nariz hasta que vea que se expande el tórax del animal. Una vez que el cofre se expanda, continúe la respiración de rescate una vez cada 4 o 5 segundos.»

Con la ayuda de nuestros compañeros trasladar urgentemente al centro veterinario.

4.- …tu perro no tiene latido

Lo primero es comprobar que nuestro perro no tenga ningún objeto que bloquee sus vías respiratorias.

Acuéstelo sobre su lado DERECHO, ya que su corazón está localizado en la mitad inferior de su pecho, en el lado izquierdo de su cuerpo, justo detrás de la pierna delantera izquierda. Colocaremos una mano por debajo de su perro y la otra sobre su corazón, comenzando a presionar suavemente sobre el corazón a un ritmo de entre 80 y 120 veces por minuto, alternaremos estas compresiones con respiraciones de reanimación cada 4 – 5 segundos. Próximamente publicaremos un artículo dedicado a «Cómo hacer RCP en perros».

No interrumpas de proceso hasta que el corazón de tu perro se reanime o llegues a la clínica veterinaria.

5.- …tu perro sufre un golpe de calor

Para identificar un golpe de calor nos podemos fijar en si nuestro perro muestra jadeo, babeo excesivo, frecuencia cardíaca rápida o irregular, vómitos de sangre, temblores musculares y convulsiones.

Si creemos que esta sufriendo un golpe de calor debemos retirarlos del calor inmediatamente y trasladarlo al veterinario, colocándole una toalla húmeda alrededor de la cabeza y el cuello, retirándola cada pocos minutos para escurrir, volver a humedecer y aplicar nuevamente. Importante dejar libres los ojos, nariz y boca. Al mismo tiempo podemos humedecer su cuerpo con agua fría, especialmente entre sus patas trasera, retirándola con nuestra mano una vez haya absorbido el calor del cuerpo de su perro.

Trasladar a su perro al veterinario lo antes posible para un tratamiento posterior.

6.- …tu perro presenta una convulsión

Lo primero que debemos hacer es mantener a nuestro perro alejado de todos aquellos objetos que pudieran lastimarlo.

NUNCA DEBEREMOS INTENTAR DETENERLA o RESTRINGIRLA.

Una convulsión típica puede durar entre 2 ó 3 minutos, mantenga a su perro caliente y comuníquelo a su veterinario para pedirle consejo de como actuar.

7.- …tu perro está sangrando

Una vez más recordarte que prestes la máxima atención ante el peligro de mordisco, como reacción al dolor. En este caso la AVMA recomienda:

«Presione una gasa limpia y gruesa sobre la herida y mantenga la presión sobre la herida con la mano hasta que la sangre comience a coagularse. Esto generalmente tomará varios minutos para que el coágulo sea lo suficientemente fuerte como para detener el sangrado. En lugar de revisarlo cada pocos segundos para ver si se ha coagulado, manténgalo presionado durante un mínimo de 3 minutos y luego revíselo. Si el sangrado es severo y en las piernas, aplique un torniquete (usando una banda elástica o una gasa) entre la herida y el cuerpo, y aplique una venda y presión sobre la herida. Afloje el torniquete durante 20 segundos cada 15-20 minutos. Una hemorragia grave puede poner en riesgo la vida rápidamente: lleve a su animal a un veterinario inmediatamente si esto ocurre.»


8.- …tu perro tiene una fractura

Podemos tener la tentación de entablillar la herida, pero tenemos que tener muy presente que una férula mala es peor que no aplicar ninguna, por lo que generalmente lo correcto es avisar al veterinario y esperar su llegada.

En caso de necesidad de traslado podemos usar una camilla o improvisar una utilizando una superficie firme, como una tabla, o una honda, utilizando una manta o toalla.

9.- …tu perro tiene una quemadura

Tranquilice a su perro, este apartado lo ampliaremos en posteriores artículos pero podemos adelantarte que las quemaduras químicas deben enjuagarse con cantidades copiosas de agua.

Y podemos aplicar compresa muy frías a otras quemaduras.

Te aconsejamos no aplicar ningún producto que pueda entorpecer el trabajo posterior de nuestro veterinario, al tenerlo que retirarlo para examinar las heridas de nuestro perro. Trasladarlo al hospital veterinario cuanto antes.

10.- …tu perro consumió algo tóxico o venenoso

Si tu perro ha entrado en contacto con una sustancia química doméstica, siga las indicaciones de la etiqueta para este tipo de situaciones.

Nosotros siempre recomendamos llamar a nuestro veterinario, teniendo preparada la siguiente información:

  • Especies, raza, edad, sexo, peso y número de animales involucrados.
  • Síntomas.
  • Nombre y/o descripción de la sustancia que ha causado la emergencia.
  • Cantidad a la que estuvo expuesto el animal.
  • El tiempo de exposición, cuánto tiempo ha transcurrido desde que su mascota lo comió o estuvo expuesto a él.
  • Tenga a mano el envase del producto, disponible para su referencia.
  • Recoja cualquier material que su mascota pueda haber vomitado o masticado, colocándola en una bolsa sellable de plástico para entregársela al veterinario cuando llegue al hospital veterinario para su tratamiento.

Para terminar recuerde que cualquier emergencia con nuestros compañeros peludos puede ser aterradora, pero si utilizamos la calma para aplicar algunos conocimientos básicos podemos ahorras un tiempo precioso y facilitar el trabajo de nuestro veterinario.

Compartir

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en linkedin

Social Media

Más Leidos

No te pierdas nada

Suscríbase a nuestro boletín

Información sobre nuevos artículos, eventos, libros, productos…

Categorías

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede Interesar

Guía de primeros auxilios veterinarios

ARCHIVO DESCARGABLE

Carlos Rodríguez

Guía de primeros auxilios veterinarios

Durante la vida de nuestra mascota vamos a tener mucha probabilidad, alguna emergencia sanitaria. Lo principal en estas situaciones será guardar la calma, intentar tranquilizar al animal, no precipitarse y acudir al veterinario para que éste le proporcione los cuidados adecuados.
2021 AAHA Working

ARCHIVO DESCARGABLE

JAAHA.ORG

2021 AAHA Working, Assistance, and Therapy

The guidelines are the first comprehensive consensus report on veterinary healthcare recommendations for working, assistance, and therapy dogs. This category of canine patients includes a broad assortment of…

ARCHIVO DESCARGABLE

Juan M. Fernández Millán

Gestión e intervención psicológica en emergencias y catástrofes

Perfil de voluntarios para la asistencia en emergencias y catástrofes: la empatía y el entrenamiento en primera atención psicológica. La empatía constituye un predictor del…

ARCHIVO DESCARGABLE

Beatriz Castejón Reina

Requerimientos nutricionales en la especie canina

La especie canina, como todos los seres vivos, necesitan alimentarse para llevar a cabo sus funciones vitales. Sin embargo, existen una gran variedad de razas, lo que conlleva a…