intoxicaciones K9 Rescate

Intoxicaciones y/o envenenamientos parte I

Es un accidente, por desgracia, más habitual de lo que a todos nos gustaría, por este motivo quiero darte unos consejos que pueden cambiar el resultado del desenlace.

Intoxicaciones y/o envenenamientos

Lo primero que tiene que quedar muy claro es que estamos hablando de emergencias que nos pueden suceder a mucha distancia de un veterinario, y que nuestra inmediata actuación puede salvar la vida de nuestro compañero.

Hemos aunado en este artículo todas las sustancias que dañan a nuestros perros ya sean tóxicos o no.

De manera que a partir de ahora, los que llamaremos «tóxicos» no son sólo sustancias que pueden ingerir como caústicos, rodenticidas, anticongelantes, productos de limpieza (lejias, detergentes….), sustancias  insecticidas como matacaracoles, que incluso les encanta por su sabor dulce, o raticidas que huelen a carne,  sino también sustancias usadas, incluso consumidas de forma habitual, en nuestro día a día.Y aquí está una de las más importantes consideraciónes que debemos tener en cuenta, puesto que nos referimos a medicamentos ( AINES, paracetamol…), alimentos (chocolate, cebolla…), plantas comunes y hongos o setas, que son un peligro para ellos llegando incluso matarles.

A veces pensamos que si nosotros los tomamos ellos tambien pueden tomarlo y este es el gran ERROR.

Según estais leyendo esto, muchos de vosotros estareis pensando: «pues mi perro lo ha tomado y no le ha pasado nada»,  bien, no os voy a quitar la razón, pero tener en cuenta que la gravedad de la intoxicación dependerá de muchos factores que van desde la toxicidad del producto hasta la dosis ingerida, la edad del perro, la sensibilidad individual y las condiciones del mismo en el momento de su ingestión.

Hablamos de tóxicos inhalados; tóxicos que se absorben en piel; tóxicos que se ingieren……

El problema es que existen muchos productos que son tóxicos o que pueden producir toxicidad y  puesto que los síntomas son muy comunes entre todos ello, es dificil, cuando no has visto su ingestión, identificar qué producto es, lo que dificulta su tratamiento posterior así como la rapidez de actuar en contra del mismo.

Vamos a decribir, resumidamente, los síntomas, para que siempre que veamos alguno de ellos, aunque nos hayamos perdido qué ha ocurrido antes, sepamos que es una EMERGENCIA.

Intoxicaciones y/o envenenamientos, los más comunes son:

  • los vómitos, que a veces tienen algun resto del producto, lo que permitiría su identificación,
  • el babeo o incremento de la salivación,
  • la boca abierta con la lengua descolgada,
  • un aumento de la frecuencia respiratoria,
  • importante palidez de mucosas,
  • diarreas, incluso hemorrágicas,
  • debilidad,
  • irritación de los ojos,
  • excitabilidad o letárgia, incluso a veces incosciencia,
  • y en muchas ocasiones síntomas neurológicos con convulsiones e incluso muerte.

Y una vez que hemos reconocido estos síntomas, saber que el TRATAMIENTO persigue tres objetivos:

– limitar la absorción del tóxico

– acelerar la eliminación del tóxico ya absorbido y

– controlar sus efectos con la ayuda de antídotos

De esta forma:

Si se trata de un tóxico inhalado,  lo más importante será proporcionar aire fresco y en función de los sintomas, administrar oxígeno y en cuanto se pueda, acudir al veterinario para comprobar que no hay inflamación de la mucosa respiratória, en cuyo caso habrá que administrar tratamiento y valorar que no hay secrecciones que dificulten la respiración.

Si es un tóxico en piel:  en estos casos se debe irrigar gran cantidad de agua o solución salina dentro de los 20-30 minutos del contacto con el tóxico. Siendo a veces hasta necesario cortar el pelo. Entre estos tóxicos encontramos los disolventes, pinturas, herbicidas… Se deben hacer ciclos repetidos de lavado/aclarado con agua y jabon, y tener mucho cuidado con los ojos.

Si es un tóxico ingerido es necesario una acción inmediata. 

Hay que tener varias consideraciones: primero saber si es más peligroso hacerle que lo vomite, por ejemplo, si es un caústico una vez que ha sido ingerido y ha producido un importante daño ya en la entrada del mismo, no debe volver a pasar por el sitio dañado porque ya será irreversible, en ese caso habrá que impedir que se absorba.

En el caso que nuestro perro esté consciente y no hay metodo de vaciado gástrico y nos encontramos a distancia de un veterinario: administrar agua para ayudar a su eliminación o intentar la reducción de su absorción con carbón activo (se vende en tabletas en la farmacia).

Si hemos visto claramente la ingestion del tóxico, actuar rapidamente obligando a vaciar el estomago: el método mas fácil y eficaz a nuestro alcance es administrar agua oxigenada diluida en agua hasta provocarle el vómito (de 1-5ml/kg con un maximo de 50 ml). 

Utilizar un vaso de agua y ahí meterle la dosis correspondiente de agua oxigenada (se suele realizar una mezcla al 50%), habrá que obligarle a que lo tome lo que se puede hacer con una jeringa.

También otra forma fácil de provocarle el vómito es haciendo una solución saturada de agua con sal, simplemente añadir aproximadamente 2-3 cucharadas de sal en un vaso de agua.

Ambos métodos serán eficaces para provocar el vómito en unos 10-15 minutos.

Si se trata de un ácido, mucho cuidado porque son productos corrosivos e irritantes nunca provocar el vómito. 

Acudir a un veterinario lo antes posible

Si no hay posibilidades de llegar con rapidez y el perro ha tomado algún producto de limpieza, algún corrosivo o algún derivado del petróleo en este caso puede darse leche cuya función es diluir el ácido o álcali en el estómago: pero cuidado porque la leche puede aumentar la absorción de determinados tóxicos.

Tener en cuenta que la leche tendrá luego un efecto laxante.

Si no lo has conseguido y puedes llegar a un veterinario, lo más efectivo es el lavado gástrico dentro de las 2 horas de la ingestión.

También se puede aumentar la eliminación del tóxico con laxantes o enemas.

En la segunda parte de Intoxicaciones y/o envenenamientos, trataremos los EJEMPLOS DE ENVENENAMIENTOS HABITUALES

Si quieres leer la segunda parte de este artículo pincha en el siguiente enlace, Intoxicaciones y/o envenenamientos parte II.

Compartir

Social Media

Más Leidos

No te pierdas nada

Suscríbase a nuestro boletín

Información sobre nuevos artículos, eventos, libros, productos…

Categorías

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

también te puede interesar

LIBROS EN PDF LISTOS PARA SER DESCARGADOS GRATIS

Conocimientos básicos Bombero Forestal

GeaCam

Descagable

Conocimientos básicos Bombero Forestal

Manual de prevención física de incendios forestales

Luz Mariana Nava y Enrique Jardel

Descagable

Manual de prevención física de incendios forestales

Rescate Vertical

TestBomberos

Descagable

Rescate en altura

Respuestas comportamentales y fisiológicas en situaciones de estrés en perros y gatos

Camino García • Morato Fernandez Baíllo

Descagable

Respuestas comportamentales y fisiológicas en situaciones de estrés en perros y gatos